jueves, 30 de septiembre de 2010

+ C A R T A +

Luego de tanto tiempo hoy te veo tan contento, haciendo planes con la esperanza de ser feliz de nuevo. Como buen amigo me alegro por ti, y no me queda más que dejarte mis mejores deseos, espero realmente alcances tus metas, que logren tomar mi lugar y brindarte la compañía que tanto anhelas. Pero sabes qué; como buen amigo aquí estaré por si las cosas no salen como esperas, siempre contaras conmigo en tus peores momentos y como siempre estaré ahí para verte llorar, maldecir, y ahogarte en tus penas. Sin reproches, mis brazos estarán siempre abiertos para cuidarte mientras te curas, conversaremos de nuevo el día entero volveremos a ser mejores amigos sin reproches, hasta que estés listo de nuevo para el ruedo tal como lo haces hoy. Att.: La Soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario